viernes, 30 de julio de 2010

La Acentuaciòn y su Clasificaciòn

CONCEPTOS DE ACENTUACION

Absolutamente todas las palabras tienen una sílaba que se pronuncia con más intensidad que otras, y a la cual llamamos sílaba tónica, Esa sílaba tónica es la que lleva algún tipo de acento, ya sea acento prosódico o acento gráfico.

El acento prosódico solamente se pronuncia como ocurre con las palabras volumen, arte origen, nueces.

El acento gráfico, además de pronunciarse, se señala con una tilde sobre la vocal que se desea intensificar: ímpetu, carácter, café.

El acento gráfico puede ser:

Normativo: ilusión, así.
Enfático: ¡Cómo llueve! No sé hasta cuando podré salir.
Diacrítico, para diferenciar funciones ¨… este (adjetivo) manzano no esta bien podado y este (pronombre) necesita fumigación

No todas las sílabas se pronuncian con la misma intensidad de voz. La mayor intensidad de pronunciación aplicada a una sílaba determinada se denomina acento. En cada palabra simple solo hay una sílaba sobre la que recae el acento.

El acento de intensidad o prosódico supone un aumento en la intensidad de la voz con que se pronuncia una sílaba respecto a las otras que la acompañan en la misma palabra.
No siempre se representa gráficamente. También se denomina acento fonético o silábico. Todas las palabras tienen acento prosódico, es decir, tienen una sílaba en la que recae la fuerza de pronunciación.

El acento ortográfico o tilde es un signo gráfico que se utiliza en determinadas ocasiones, para indicar el acento prosódico. La tilde se coloca siempre encima de una vocal. Existen diversos tipos de tildes, pero en español solo se utiliza la tilde aguda. El uso de la tilde esta sometido a unas normas conocidas como reglas de acentuación.
La tilde diacrítica se utiliza para diferenciar ciertas palabras de otras de la misma escritura pero que poseen distinta categoría gramatical.

El (artículo) alcalde no ha regresado todavía al pueblo.
Él (pronombre) no ha regresado todavía al pueblo.

CONCEPTOS Y REGLAS DE LA TILDACIÓN

La tilde diacrítica en monosílabos.

Algunos monosílabos, que no tendría necesidad de ir acentuados, llevan tilde diacrítica para distinguirse de otras palabras monosílabas de igual escritura, pero de diferente categoría gramatical. Se diferencia, por tanto, únicamente en la tilde:

CON TILDE

Mí pronombre personal
Tú pronombre personal
Él pronombre personal
Sí pronombre personal; afirmación
Sé verbo saber; verbo ser
Dé verbo dar
Té sustantivo
Más adverbio de cantidad
Aún (bisílabo) equivale a todavía.

SIN TILDE

Mi adjetivo posesivo, nota musical
Tu adjetivo posesivo
El artículo
Si conjunción, nota musical
Se pronombre personal
De preposición
Te pronombre personal
Mas conjunción adversativa
Aun equivale a incluso.

Algunas observaciones:

• Las palabras agudas (normalmente apellidos) que terminan en –ns- no se acentúan: Llorens, Mayans, etc.
• Las palabras terminadas en –ps- se acentúan: bíceps, fórceps.
• Las letras mayúsculas deben ser acentuadas exactamente igual que las minúsculas. Es falsa la creencia que no se deben de tildar las letras mayúsculas.
• Una última observación que hay que tener en cuenta es que las palabras monosílabas no se acentúan, salvo por lo que diremos a propósito de la tilde diacrítica. No hay motivo, entonces, para acentuar palabras como fue, vio, vi, o, dio, como se venía haciendo hasta 1959. Tampoco se acentúan ni la palabra fe ni la preposición a. En cuanto a la conjunción o, sólo se acentuará cuando vaya entre cifras, para distinguirla de la cifra cero:

5 ó 6 personas 506 personas

La tilde diacrítica en polisílabos

Algunos polisílabos, no tendrían necesidad de ir acentuados, llevan tilde diacrítica para distinguirse de otras palabras polisílabas de igual escritura, pero de diferente categoría gramatical. Se diferencian, por tanto, únicamente en la tilde.

Las partículas interrogativas y exclamativas se escriben siempre con tilde (qué, quién, cuánto, dónde, cuándo, cómo) para distinguirlos de los pronombres y adjetivos relativos correspondientes (que, quien, cuando, donde, cuando, como)
¿Qué hora es? ¡Qué frío!
La niña que viste ayer es mi hermana.

Sin carácter obligatorio, es posible acentuar los demostrativos masculinos y femeninos cuando funcionan como pronombres (éste, ésta, éstos, ésas, ése, ésa, ésos, ésas, aquél, aquélla, aquéllos, aquéllas) para distinguirlos de las mismas partículas cuando funcionan como adjetivos (este, esta, estos, estas, ese, esa, esos, esas, aquel, aquella, aquellos, aquellas)
Este coche parece nuevo.
Éste me gusta más que ninguno.

Se puede acentuar solo cuando es adverbio para distinguirlo del adjetivo solo. Según la última normativa, la tilde solo es obligatoria en casos de ambigüedad o de doble sentido.

Yo estudio solo (sin compañía) en mi habitación.
Yo estudio sólo (solamente) en mi habitación.

Es posible acentuar la conjunción o cuando va entre cifras para evitar que se confunda con la cifra cero (0).

Me compró 3 ó 4 libros.
Vendrá dentro de tres o cuatro días.


La tilde en las palabras con dos vocales en contacto

Las cinco vocales del español se clasifican según la apertura de la boca al pronunciarlas. Si ponemos un dedo entre los dientes y pronunciamos las vocales, veremos que al pronunciar la a casi no mordemos el dedo; que al pronunciar la e y la o se ejerce una presión mayor y que al hacer lo propio con la i y la u, casi duele. Pues bien, una de las diferencias fundamentales entre las vocales y las consonantes radica en que éstas son todas mucho más cerradas que cualquier vocal, ya que pronunciarlas, el chorro de aire procedente de los pulmones tiene que encontrar un obstáculo en la boca, lo que no sucede con las vocales. Por ello, las vocales tienen una característica especial, y es que, al ser mucho más abiertas que las consonantes, se les oye más, lo que les permite crear un ámbito, la sílaba, en la cual las consonantes se pegan a la vocal para ser oídas. Una vocal, por definición, es el núcleo de una sílaba.

Existen las siguientes combinaciones con secuencias vocálicas:


Vocal abierta (a,e,o) + Vocal abierta (a,e,o)
Se forma un hiato; por tanto, las dos vocales pertenecen a sílabas distintas. Se sigue la norma general de acentuación para polisílabos:
Te-atro po-ema gale-ote

Vocal cerrada (i, u) + Vocal cerrada (i, u)
Se forma un diptongo; por tanto, las dos vocales pertenecen a la misma sílaba: se sigue la norma general de acentuación:
Jesuita juicio ruido

Si el acento recae en la secuencia vocálica, se coloca siempre sobre la segunda vocal:

Lingüística cuídate atribuí

Vocal cerrado tónica (i, u) + Vocal abierta (a, e, o) o la inversa

Se forma un hiato; por tanto, las dos vocales pertenecen a sílabas distintas. No sigue la norma general de acentuación para polisílabos, sino que el acento siempre recae sobre la vocal cerrada tónica, sea cual sea su posición:

Marí-a confí-e perí-odo

Vocal cerrada átona (i, u) + Vocal abierta (a, e, o) o, a la inversa.
Se forma un diptongo; por tanto, las dos vocales pertenecen a la misma sílaba. Se sigue la norma general de acentuación:

Patria hielo serio

Si el acento recae en la secuencia vocálica, se coloca siempre sobre la vocal abierta:

Huésped periódico soviético

La tilde en las palabras con más de dos vocales en contacto

Los triptongos (vocal cerrada + vocal abierta + vocal cerrada) se acentúan según la regla general de acentuación de monosílabos y polisílabos. Si procede, la tilde se coloca siempre sobre la vocal abierta:

a-ve-ri-guéis es-tu-diéis co-piáis

hay que tener en cuenta que no siempre que hay tres vocales en contacto se forma un triptongo:

si cualquiera de las vocales cerradas lleva tilde, se produce la combinación de un hiato y un diptongo. La vocal acentuada queda separada del resto del grupo vocálico:

sa-lí-ais ai (diptongo); í-ai (hiato entre vocal y diptongo)
a-gua-í; ua (diptongo); ua-í (hiato entre diptongo y vocal)

Si hay más de tres vocales en contacto, entonces hay una vocal cerrada acentuada situada en posición intermedia que produce un hiato con la vocal anterior; y otro, con las vocales posteriores:

Cre-í-ais; e-í (hiato); í-ai (hiato entre vocal y diptongo)
Re-í-ais; e-í (hiato); í-ai (hiato entre vocal y diptongo)

La tilde en los demostrativos

Llamamos demostrativos a un grupo concreto de palabras que sitúan un concepto en el espacio cercano al hablante (este, esta, esto), en el espacio cercano al oyente (ese, esa, eso) o en un espacio que está alejado de ambos (aquel, aquella, aquello). Estas palabras pueden aparecer acompañando a un nombre explícito (este libro, ese joven, aquella mesa) o sobreentendido:

Este libro me gusta, pero éste no.
Aquella mesa es muy pequeña, pero ésa es suficientemente grande.

Obsérvese que en los ejemplos anteriores los primeros demostrativos van acompañando a un sustantivo explícito (según la gramática tradicional, son adjetivos demostrativos), mientras que los segundos acompañan (o van en lugar de) un sustantivo sobreentendido (pronombres demostrativos). Estos últimos pueden aparecer con tilde cuando sea necesario para evitar ambigüedades. Es decir, que no es nunca obligatorio poner tilde sobre los demostrativos.
Además hay que tener en cuenta que los demostrativos neutros esto, eso, aquello no puede acompañar nunca a un sustantivo porque no hay sustantivos neutros en español. Por ello no hay ambigüedad posible y, en consecuencia, nunca se deben acentuar. Es, pues, incorrecto escribir ésto,éso,aquéllo.

La tilde en las palabras compuestas

Los compuestos unidos sin guión intermedio se consideran como palabras simples por lo que la acentuación se refiere; por tanto, siguen la regla general de acentuación para polisílabos:

Parabién tiovivo paracaídas

Los compuestos unidos por un guión intermedio se consideran, a efectos de acentuación, como dos palabras y por tanto, cada uno de los componentes, se acentuará si así lo exige la regla general de acentuación de polisílabos:

Teórico-práctico físico-químico árabe-israelí

Los adverbios terminados en –mente- siguen la regla general de acentuación, pero aplicada a la forma adjetiva de la que se derivan. La tilde si el adjetivo la tiene, sino no:
Común: comúnmente
Fácil: fácilmente

Las formas verbales a las que se les añade uno o varios pronombres enclíticos forman una palabra y siguen la regla general de acentuación para polisílabos:

Dígame dámelo búscala

La tilde en las palabras procedentes de otras lenguas

Las voces extranjeras, cuando se han incorporado a la lengua española, se acentúan siguiendo la regla general de acentuación:

Carné cómic láser
Los latinismos se acentúan siguiendo la regla general de acentuación:

Forum currículum referéndum


CLASIFICACIÓN DE LAS PALABRAS POR EL ACENTO

Palabras agudas. Su sílaba tónica es la última. Llevan acento escrito si terminan en n, s, o vocal.

Palabras graves. Su sílaba tónica es la penúltima. Llevan el acento escrito cuando no terminan en n, s, o vocal.

Palabras esdrújulas. Su sílaba tónica es la antepenúltima. Todas las palabras esdrújulas llevan acento escrito.

Palabras sobreesdrújulas. Su sílaba tónica es anterior a la antepenúltima sílaba. Todas las palabras sobreesdrújulas llevan acento escrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada